nunca dice la verdad.

Hey amor, necesito un último favor, pero uno de verdad. No uno de aquellos que pretendes tomar pero en realidad los guardas bajo la cama y se los das de comer al monstruo de las mentiras. Quiero que cierres tu boca, que la cosas con hilos de todos los grosores posibles; y la cierres con cuatrocientos mil candados distintos, uno mas difícil de abrir que el anterior, así hasta que quede sellada por toda la eternidad. Es que no se si tu te hayas dado cuenta antes que yo, pero ni tu ni tu boca -ni siquiera por accidente- dicen la verdad nunca. 
Jamás.

4 comentarios:

Cassiël dijo...

¡Uy! No hay nada más peligroso que pedir favores (y mentir todavía más)

mili dijo...

Y esconde las llaves de esos candados, donde no los valla a encontrar, para que no te traicione una vez mas :) me ha encantado,

mili dijo...

Algo mas que decir, me gusta mucho la foto de emily the strange que tienes, :) me gusta mucho ese personaje.

Bikathmr dijo...

@mili yo también amo a Emily, es chulísima.

Publicar un comentario

(Ten cuidado, porque mis demonios odian el spam, y lo aniquilaran sin piedad alguna)