Amores búhos.

Nevae tenía un lado de aquellos que se parecían al de las cartas del póker. Era lo contrario, lo oscuro, lo escondido, por atrás y por delante. El lado B. 
Le gustaba el cigarrillo, el humo que invadía sus pulmones en los días de depresión, esos cuando llovía a mares y el sol no se dignaba a salir por nada del mundo. Le daba un nombre distinto a cada conjunto de humo que salía con cada calada que le daba al cigarrillo. Le parecía interesante merendar con nubes negras que venían del horizonte. 
Cuando Búho no se encontraba, Nevae podía llenar la casa de extraños ventarrones asesinos, nubes teñidas de depresión, tormentas bañados en desesperación, rayos atrabancados y llenos de soledad, hasta invitar a esas lluvias torrenciales que pasaban de vez en cuando. Era como colocar 10 elefantes gordos dentro de un bolsillo. Al final era una fuerte explosión, y Nevae resultaba la mas herida.
Tenía alacenas llenas de alcohol sin dulzor, con cierto sabor a amargura y dolor. 
La mejor compañía que tenía para esas ocasiones resultaba ser un conejo negro con cabeza de gato, de aquellos a los que le gustaba cantar únicamente como sopranos, y que detestaban los días llenos de arcoiris. A Nevae le venía como anillo el dedo ese conejo extraño, era como tener a Búho en su versión más rara y andrógina. Se olvidaba de como sonreír, pero encontraba la manera perfecta de llorar.
El verdadero lío era cuando Nevae les confesaba a sus invitados extraños que todo lo que le ocurría en sus días negros era gracias a ese amor imposible que le tenía a su adorado Búho. Todos le decían que Búho era tan solo un ave, pero a ella no le importaba en lo absoluto, porque a ella le gustaban los amores búhos. Así, volátiles, pasajeros, ligeros y llenos de armonía mezclada con sabiduría. Quien diría que todo lo que pasaba en sus días del Lado B era por ese corazón que estaba enamorado en secreto de su amigo Búho.
(hasta aquí la segunda parte de Nevae, distinta, lo sé. Espero que les guste, besotes)

3 comentarios:

Albanie M. dijo...

Amores Búho fantasticos :)

mili dijo...

Ese lado B es muy oscuro, pero cuando llega buho la ilumina toda, al menos tiene luz en su vida :)

Lucia dijo...

¡Oh! Me ha encantado esta pequeña narración. Sobre todo porque adoro los búhos :]

Publicar un comentario

(Ten cuidado, porque mis demonios odian el spam, y lo aniquilaran sin piedad alguna)